Lucidez

Ya está aquí el último número de The Window Seat. Este mes, queremos estar «lúcidos» y abiertos a lo nuevo e inesperado.

Los smartphones se han convertido en el elemento esencial de los mochileros. Foto: Shutterstock

Mi viaje de mochilera: antes y ahora

Viajar con el Interraíl es un clásico para los jóvenes Europeos. Pero, ¿cómo ha cambiado a lo largo de las décadas?

por Lisa Davidsson Weiertz

Decir que los smartphones han revolucionado nuestra forma de viajar es el eufemismo del siglo. Ahora no sólo podemos buscar, comparar y reservar viajes enteros en un par de clics, sino que también podemos almacenar miles de fotos, tener acceso instantáneo a programas de traducción avanzados y hacer videollamadas con nuestros seres queridos. 

Hoy en día damos por sentado todo esto al viajar, pero si alguien me hubiera dicho esto cuando me recorrí Europa en tren de mochilera hace 12 años, le habría mirado como si fuera de otro planeta (por aquel entonces, un iPod de color verde manzana era el colmo de la sofisticación digital). Pero, ¿cómo ha cambiado exactamente el uso de la tecnología en nuestra forma de viajar con mochila, y cómo de diferente habría sido mi viaje si lo hubiera hecho hoy? Vamos por partes.
En primer lugar, retrocedamos a un día de principios de junio de 2009. Mi hermana y yo estamos a punto de salir de la estación central de Gotemburgo, dando tumbos hacia nuestro tren con destino a Copenhague cargando dos mochilas gigantes. ¡Ah! eso me recuerda: no te pongas la mochila por primera vez justo antes de subir al tren, hazlo con suficiente antelación para tener tiempo de sacar cosas si es demasiado pesada. Recuerda que tendrás que ser capaz de correr por enormes estaciones de tren y subir y bajarlas de los compartimentos.

Nos sentíamos las dueñas del mundo con nuestros pases de Interrail de un mes. En lugar de investigar cada paso en Internet, improvisamos nuestro viaje de parada en parada basándonos en las recomendaciones de otros mochileros, nuestra fiable y bien manoseada guía Lonely Planet y
un mapa. 

Recorrer Europa en tren nos hizo sentirnos libres y empoderadas. Descubrir cómo se conectan los destinos, los países y las culturas a través de los variados paisajes que nos llevaron desde las llanuras de Dinamarca hasta las montañas de Austria y más allá, nos hizo más conscientes de nuestro lugar en el mundo y de lo vasto y fascinante que es. 
Hoy, nuestra planificación habría sido muy diferente. Habríamos reservado por internet en una web como Omio, habríamos sabido dónde alojarnos gracias a Booking.com, y habríamos podido movernos con facilidad gracias a los mapas de Google (no olvidemos cómo subiríamos cada paso del viaje a nuestras redes sociales).

Ahora podemos encontrar desde los mejores restaurantes baratos de la zona hasta ligues que se ajustan a nuestro perfil y rango de edad. Apenas quedan aspectos de la vida cotidiana o de los viajes que no hayan sido tocados por el uso de los smartphones. Aunque nos hayan facilitado la vida, echo de menos los días en los que corríamos por la ciudad intentando encontrar un locutorio para reservar nuestro próximo albergue.

La tecnología puede potenciar nuestros viajes, y los teléfonos en sí mismos no son ni buenos ni malos, sólo depende de nosotros cómo decidamos utilizarlos. Es cierto que es más difícil vivir el momento cuando estás constantemente conectado a tu dispositivo, listo para compartir y recibir actualizaciones, por no hablar de la sobrecarga de información que puede ser útil pero estresante. Vale, puede que sólo me quede una foto para recordar mi viaje, pero ver la Fontana de Trevi o el castillo de Praga por primera vez quedará para siempre grabado en mi mente. Quizás porque estaba demasiado ocupada viviéndolo como para hacer una foto.

Consejos para mochileros que siempre funcionan

Se trate de la década que se trate, hay cosas que nunca cambian. Aquí hay algunos consejos importantes para mochileros que se mantendrán a través de los años. 

Qué hacer en tu viaje de mochilero

  • Viajar fuera de temporada. Evita los meses de junio a mediados de agosto para aprovechar la mayor disponibilidad de plazas de tren (intenta siempre reservar un asiento cuando viajes en tren por Alemania) y de habitaciones en albergues.
  • Hacer un presupuesto. Planifica con antelación para no gastar de más.
  • Informarte sobre los destinos. Haz una lista y un itinerario de los lugares que no te puedes perder y con los que has estado soñando

Qué no hay que hacer en tu viaje de mochilero

  • Planificar todo de antemano. La espontaneidad es tu mejor amiga.
  • Sobrecargar tu mochila Recuerda que es una bolsa que debes poder transportar por las calurosas estaciones de tren europeas.
  • Quedarte demasiado tiempo en un lugar. Si te enamoras de un destino, siempre puedes volver en otra ocasión. Durante nuestro viaje de un mes, nunca nos quedamos más de tres noches en ningún sitio.

Los trenes nocturnos están volviendo con fuerza, debido al mayor interés actual por la sostenibilidad. Los viajeros son muy conscientes de su huella de carbono y hoy en día es más fácil que nunca encontrar opciones más respetuosas con el medio ambiente para llegar a tu destino. Además, los trenes nocturnos te ahorran un dineral en alojamiento.

Desde que el COVID-19 cambió la forma en que nos movemos a través de las fronteras, te aconsejamos que te mantengas al día de las últimas normas de viaje con nuestro Open Travel Index

Además, no olvides tener siempre a mano tu Certificado Digital COVID de la UE en forma de código QR descargado en tu teléfono.