San Sebastian è una delle più grandi città dei Paesi Baschi con tante attrazioni, sia culinarie che culturali. Credit: Shutterstock

Guía de San Sebastián

La capital vasca es un paraíso de placeres gastronómicos y maravillas culturales

El País Vasco está plagado de una historia y cultura muy peculiares, lo que lo convierte en uno de los destinos más singulares de Europa. Y no hay un lugar más representativo de la región como su capital, San Sebastián.

Esta zona costera es conocida por sus playas, su arquitectura de la Belle Époque, su famosa gastronomía y su festival internacional de cine. Fundada en el siglo XII por Sancho el Fuerte, Donostia fue una fortaleza militar gracias a su escarpada línea costera y a sus fortificaciones. Durante la guerra de guerrillas de la península, las tropas de Napoleón ocuparon la ciudad, pero fueron expulsadas por las fuerzas británicas en 1813. Por desgracia, los franceses la asolaron cuando se retiraron, y el casco histórico no fue reconstruido hasta finales del siglo XIX. La ciudad fue un pueblo de pescadores aletargado hasta que la visitó la reina Isabel II, lo que la estableció como un lugar de retiro para la nobleza terrateniente. Hoy en día, San Sebastián es un popular centro turístico abierto todo el año donde puedes relajarte y admirar sus edificios de arenisca, sus anchas y frondosas avenidas y sus restaurantes con estrellas Michelin.

San Sebastián
San Sebastián atrae con su ambiente relajado y su población agradable. Foto: TK 

San Sebastián es la escapada perfecta para cualquiera que busque un destino cultural relajado. Comienza el día contemplando el amanecer sobre el río Urumea y terminalo en uno de los muchos bares de pintxos de la ciudad.

Dónde comer

San Sebastián es una meca gastronómica conocida por su cantidad ingente de restaurantes con estrellas Michelin (más per cápita que en cualquier otro lugar del mundo) y sus bares de pintxos, en los que sueles encontrar platos preparados con delicias regionales y locales. 

Los pintxos existen desde hace más de 100 años. Los más tradicionales consisten en una rebanada de pan con carne por encima, todo unido con un palillo de dientes, pero los chefs más innovadores han creado sus versiones de alta cocina. Degusta uno tradicional con aceitunas, pimiento y anchoas en el bar Néstor o prueba una versión moderna con solomillo a la brasa y foie gras en la Taberna Dakara Bi.

Los restaurantes legendarios están repartidos por toda la ciudad, y los gourmets de todo el mundo se dirigen a San Sebastián a degustar sus menús. Las dos estrellas Michelín del Mugaritz están bien merecidas gracias a su menú degustación de 20 platos. Accede al exterior de la casa de campo y admira los alrededores rústicos y elegantes para después degustar la burrata de piñones y pilpil de cocochas de merluza del chef Andoni Luis Aduriz.

Qué hacer

San Sebastián no es una ciudad fiestera, pero en ella abundan los museos con obras de artistas tradicionales y contemporáneos. Tabakalera, una tabacalera antigua, es ahora una galería contemporánea en la que se exhiben obras de artistas vascos. El museo de San Telmo, que recibe su nombre por el patrón de los marineros, es un convento transformado en museo que presenta artistas de la talla de El Greco y Rubens, así como antiguos artefactos y etnografía.

Después de visitar todos esos museos, es la hora de ir a tomar algo, y no hay ninguna bebida que represente más a los vascos que la sidra. Aquí mandan las sidrerías. Los lugareños se arremolinan en estos lugares tan agradables, que muchas veces están ubicados en edificios de granja reconvertidos, para acompañar a los pintxos con sidra ácida.

La cesta punta, una modalidad de la pelota vasca, es uno de los pasatiempos más tradicionales de la región. Este deporte de alta intensidad se juega en pequeños estadios con pelotas que alcanzan los 190 kilómetros por hora. Dirígete a la ciudad cercana de Hernani para disfrutar de este emocionante deporte antiguo.

Dónde dormir

Hotel María Cristina, un hotel de la Luxury Collection
Construido en 1912, el hotel María Cristina es una maravilla de la Belle Époque diseñado por el arquitecto Charles Mewes. Las 139 habitaciones de este hotel ubicado en el río son famosas por sus diseños elegantes. Las habitaciones tienen tonos neutros con toques morados, mientras que los baños están decorados con mármol de los Pirineos. Date un capricho en la suite Bette Davis, que lleva el nombre de la famosa leyenda de Hollywood que vivió en el hotel a finales de los 80, y contempla sus fotos personales.

San Sebastián

Arima Hotel
El hotel Arima, un negocio familiar, es un oasis sostenible en la ciudad. Los muebles están fabricados a partir de madera reciclada, así como la piedra y el hierro, que son de origen local. El hotel usa aparatos geotermales y aerotermales para filtrar el agua y el aire, y convierte la comida y los residuos en abono. Las habitaciones tienen un aspecto limpio y utiliza ropa de cama, toallas y artículos de aseo orgánicos. Reserva una suite para disfrutar de unas magníficas vistas al bosque.