Madrid se ve bañada por una luz dorada casi todos los días del año. Foto: Shutterstock

Madrid: guía de la ciudad

Saborea España y date un baño de sol en una de las capitales más modernas de Europa

Puede que Barcelona sea uno de los destinos turísticos más populares de Europa, pero aquellos que buscan una escapada urbana encontrarán en Madrid, la vibrante capital de España, una combinación de grandeza imperial con un ambiente de relax difícil de superar. Desde museos de renombre mundial hasta bulliciosos bares de tapas y bulevares Art Decó repletos de historia, Madrid tiene un atractivo único y un encanto original que nunca deja de sorprender. 

Descubre los barrios más de moda y los mejores eventos y exposiciones, y ve haciéndote tu propio camino entre plazas medievales y bares de flamenco, en la ciudad donde (casi) siempre sale el sol. 

Dónde comer

Las calles de Madrid están hasta la bandera de bares de tapas para que vayas probando suculentos platillos, en cuantos más sitios mejor, durante una tarde-noche. Dirígete al ajetreado Barrio de las Letras y encontrarás un amplio abanico de bistros coloridos que te harán la boca agua. El barrio de La Latina y el Mercado de San Miguel también ofrecen platos increíbles para compartir y que degustes la cocina regional, desde langostinos y mejillones hasta croquetas, pasando por cazuelitas variadas.

Madrid

El Pimiento Verde es un restaurante muy querido desde que abrió su primer establecimiento en la calle Labasca en 1998. Hoy ya cuenta con cinco locales repartidos por la ciudad que ofrecen cocina cántabra en espacios con una decoración única y sembrada de plantas. Su especialidad son las tiernas y suaves flores de alcachofa -la receta puede ser secreta, pero la delicadeza de este plato es famosa en toda la ciudad-. También sirven rape del Cantábrico con callos negros bañados en una salsa dulce bilbaína, así como bogavante cocido, acompañado de arroz murciano de Calasparra como guarnición.

Para catar un pedazo del viejo Madrid, Lhardy lleva sirviendo alta cocina tradicional española desde 1839. Su plato estrella, el cocido madrileño, es un guiso de garbanzos, patatas, col y cerdo trufado. También está la receta centenaria del Pato Canetón, asado a la naranja, así como platos más modernos, todo ello en un entorno opulento que hace gala de un gran manto de cortinas de terciopelo rojo, revestimientos de madera oscura y abundantes candelabros.

Qué hacer

Madrid cuenta con tres grandes museos para los amantes del arte: El Prado, el Thyssen-Bornemisza y el Reina Sofía. El Museo del Prado es el principal museo de arte nacional de todo país y se encuentra en un impresionante edificio neoclásico que expone obras clásicas de artistas españoles, desde Velázquez hasta Francisco de Goya. El Thyssen-Bornemisza exhibe algunas de las más laureadas piezas de arte occidental desde el siglo XIII hasta el XX, con obras de Rembrandt, Monet y Van Gogh. Si lo tuyo es el arte contemporáneo, no te pierdas el Reina Sofía, que abrió sus puertas en 1990, y donde podrás admirar cuadros de Salvador Dalí, así como la obra maestra de Picasso de 1937, el Guernica, que muestra los horrores de la Guerra Civil española.  

¿Está brillando el sol? Entonces has de ir a El Retiro, uno de los mayores parques públicos de Madrid, que perteneció a la monarquía española hasta el siglo XIX. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, este parque presume entre otras cosas de su Palacio de Cristal y de un invernadero acristalado construido en 1887 para albergar plantas exóticas. El punto más emblemático del parque es su gran lago artificial, en el que antiguamente la armada organizaba espectáculos, y donde ahora se pueden alquilar barcas (algunas aptas para sillas de ruedas) para remar frente al pintoresco telón de fondo barroco. Aunque siga brillando el sol, en algún momento deberías bajar del cielo al infierno acercándote a la única estatua del mundo dedicada al arcángel Lucifer, que corona la Fuente del Ángel Caído.

Para aventuras poco corrientes, el Parque del Capricho (cercano al aeropuerto)  ofrece opulentos jardines y visitas guiadas a un enorme búnker subterráneo construido en 1937. 

Después de un largo día de exploración, dirígete al Círculo de Bellas Artes, en pié desde 1880. Refrescate la garganta con unos refrigerios contemplando las vistas panorámicas desde su bar en la azotea o asiste a alguna de sus conferencias, actuaciones en directo y retrospectivas de cine. Para culminar la noche, explora los barrios de moda de Malasaña o Chueca, donde abundan los bares LBTQ+-friendly. 

Dónde dormir

The Hat Madrid

Situado cerca de la Plaza Mayor, este hostal de moda puede presumir de unas vistas únicas de los famosos atardeceres de Madrid desde su amplio bar en la azotea. Con sus habitaciones luminosas, balcones, un desayuno tipo buffet con productos frescos, y alquiler de bicis, todo ello a un paso del animado barrio de La Latina, The Hat es un lugar ideal para una estancia en Madrid llena de gozo. 

Generator Madrid

A un minuto a pie de la Gran Vía, este lujoso albergue está muy bien valorado entre quienes viajan solos. No es difícil ver por qué, con esa mezcla de modernidad y clasicismo en el interior de sus habitaciones, con ciertos toques industriales. Cuenta con dos grandes bañeras de hidromasaje que encontrarás en su espectacular terraza en la azotea, con unas características sombrillas amarillas; todo ello en una ubicación ideal.

Madrid