Inquietud

Bienvenidos al último número de The Window Seat. Hemos pasado gran parte del último año y medio sintiéndonos «Inquietos». Es hora de volver a salir al mundo y aprovechar al máximo cada viaje.

Tarento es una de las principales ciudades de Apulia. Foto: Shutterstock

Tarento: guía de la ciudad

Repleta de fascinantes monumentos antiguos, esta ciudad portuaria de la región de Apulia merece una visita

Con una ubicación ideal en el mar Jónico del lado occidental de Apulia (el «talón» del sur de Italia), y con una historia que se remonta al siglo VIII a. C., Tarento narra el relato de tres ciudades.

Hacia el norte, se encuentra su núcleo industrial arenoso, hogar de la planta siderúrgica más grande de Europa. Al otro lado del Ponte di Porta Napoli, se encuentra el maravilloso Casco Antiguo (Borgo Antico), y, hacia el sur, al otro lado del Ponte di San Francesco di Paola, está ubicado el moderno Borgo Nuovo, con sus sofisticados boutiques y bares, y el Museo Nazionale Archeologico, de
visita obligatoria. 

En una escapada, querrás pasarte casi todo el tiempo recorriendo las calles antiguas y sinuosas del Casco Antiguo, así como pasear por el paseo marítimo para disfrutar del lado más cosmopolita
de la ciudad.

Taranto

Dónde comer

Una de las ventajas de una ciudad rodeada de agua es que abunda el marisco. El plato más famoso de Tarento es el Cozze alla Tarantina, mejillones en salsa de tomate picante, pero también encontrarás calamares y pescado tanto a la brasa como crudos en casi todos los restaurantes. Para ver lo que ocurre entre bambalinas, pásate por el Mercato del Pesce por la mañana para ver a los chefs seleccionar los ingredientes para sus platos del día.

El restaurante de mariscos más conocido de Tarento, Gatto Rosso, es famoso por su ensalada de marisco picante y otras variaciones de la comida tradicional de Apulia, como los espaguetis con almejas de Tarento. Desde la década de 1960, la misma familia lleva el timón del Gesù Christo (sí, significa Jesucristo), otra trattoria de mucho renombre. Por otra parte, el Ristò Fratelli Pesce es uno de los favoritos por su marisco de temporada combinado con una amplia selección de vinos
de Apulia.

Si lo tuyo no es el pescado, puedes probar la orecchiette, pasta con forma de oreja, o pasarte por una carnicería para comprar una bombette, un rollo hecho con carne y con distintos rellenos. Otra especialidad para llevar de Tarento es el panzerotto, una calzone horneada o frita rellena de tomate y mozzarella. Puedes conseguir una en la Casa del Panzerotto o en Dottor Panzerotto.

Qué hacer

La larga y colorida historia de Tarento ha dejado muchos lugares de interés histórico que merece la pena visitar. La zona de Borgo Antico fue una vez una parte importante de la Magna Grecia, así llamada debido a la colonización griega del sur de Italia entre los siglos VIII y V a.C. Los dirigentes helénicos dejaron reliquias como el templo dórico de Poseidón.

Más hacia el oeste, encontrarás la catedral de San Cataldo, que data del siglo XI y es uno de los edificios románicos más antiguos de Apulia. Cruza el puente hacia el Borgo Nuovo para maravillarte con la colección más grande del mundo de figuras de terracota griegas en el
Museo Nazionale Archeologico.

Si te apetece descansar, dirígete al sur de la ciudad hacia las playas pintorescas de la costa de Salento. Lido Bruno, Lido Gandoli, y Lido Silvana están muy recomendadas si lo que te apetece es disfrutar del sol y la arena.

Dónde dormir

Hotel L’Arcangelo
A tan solo cinco minutos andando desde la estación de tren de Tarento se encuentra este encantador hotel boutique, ubicado en un edificio que data del siglo XVII. Las 11 habitaciones tienen suelos blancos de piedra de Apulia, y algunos incluyen balcones y vistas preciosas al mar. Las habitaciones individuales son perfectas para los turistas que viajan solos.

Taranto

Suite Le Perle Bed & Breakfast
Ubicado en una calle de compras peatonal en el centro de Borgo Nuovo, este acogedor B&B se encuentra dentro de una mansión de 1830. Tres de sus cuatro habitaciones luminosas y cómodas presumen de tener frescos en el techo. Hay dos suites perfectas para grupos en las que pueden dormir hasta cuatro personas.